SUEÑA, PIENSA, CREE.......y ATREVETE
Aquí en mi blog quiero tener siempre leyéndome, viendo mis fotografías y enviándome sus mensajes a mi familia, a mis amigos, y a esa gente que ha estado conmigo en algún momento. Los que viven lejos y los que viven cerca, los viejos amigos y mis amigos viejos como yo. Los amigos más recientes. A mis reinas de todas las Ferias, a las “misses” amigas y a mis modelos que siempre compartimos en tantos eventos y a mis alumnos y alumnas de mis clases de oratoria. Los que veo todos los días y los que raras veces veo, los que siempre recuerdo y los que a veces olvido. Esas personas que sin querer me causaron daño o me ofendieron, aunque no olvido una ofensa a mi espíritu, digo como la escritora Edith Wharton “ la vida recubre esas ofensas con un rápido bálsamo, y quedan registradas en un libro que rara vez abro. ". Así que también las quiero en mi blog. Sin duda alguna, también quiero a esas personas que han estado conmigo en momentos difíciles y en esas horas donde se comparte felicidad. Y sobre todo, aquellas personas que me enseñaron tantas cosas hermosas y los que tal vez aprendieron de mí, pero por favor… ESCRÍBANME.
jueves, 7 de octubre de 2010

LOS ABUELOS

EN ESTA SECCIÓN:
* La importancia de ser abuelo
* Soy titiritero
____________________________________________________________________________
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
:::::::::::::::::::::::::::::::::






LOS ABUELOS
Antonio Romero Prieto
Escritor

El 26 de julio, festividad de San Joaquín y Santa Ana, los abuelos más especiales, padres de María y abuelos del Niño Jesús, ha sido designado el Día Mundial de los Abuelos. Este día ha sido producto de una convocatoria del Papa Juan Pablo II. Se trata de una iniciativa de la iglesia norteamericana que ha sido avalada por la ONG Organización No Gubernamental que fundó el sacerdote asturiano y, hoy su Presidente Ejecutivo, Ángel García Rodríguez en España (1963) conocida como “La Asociación Edad Dorada - Mensajeros de la Paz” en apoyo a los niños y las personas que conforman la “Tercera Edad”. Esta organización se preocupa por los mayores, como un acto de amor y respeto, como también, una devolución de ternura. Esta organización que se declara independiente, apolítica, sin fines de lucro y con proyección mundial cuenta con su presidenta honoraria Doña Ana Botella, esposa de José María Aznar, expresidente de España. No se trata de una fecha muy conocida porque esta celebración tiene apenas pocos años (1998) y lejos de ser producto de la comercialización, ha sido la iglesia católica la que quiere hacer en este día un especial reconocimiento y agradecimiento a los abuelos

Aprovecho esta fecha para manifestar mi orgullo de ser abuelo.

Nos llaman “testigos del pasado e inspiradores de sabiduría para las nuevas generaciones”, pero más que eso, creo que somos maestros de la comprensión y del afecto. Y, particularmente, un proceso de aprendizaje ante nuestros diminutos nietos. En mi ámbito personal, soy hasta el momento el abuelo, nada más que el abuelo que por naturaleza, damos amor a nuestros nietos. Nos preocupamos porque ellos crezcan en una atmósfera de amor que constituye un elemento fundamental para evitar los complejos y sentimientos de inferioridad. Ese es el papel fundamental: consentidores. Somos una especie de contrapeso ante el papel que tienen los padres sobre sus hijos. Los padres aman a sus hijos y tienen la responsabilidad de establecer cierta disciplina a favor de la enseñanza de ellos, para que en una mañana, sean hombres y mujeres de provecho. Los responsables de la educación de los hijos son los padres, no los abuelos. Incluso nos acusan de saboteadores de la disciplina paterna. Pero nosotros los abuelos, que ya pasamos por esos momentos con nuestros hijos, creemos que es injusto que nos califiquen de saboteadores, porque en cuanto a la responsabilidad paterna, ellos tienen la palabra para juzgarnos. Ellos saben hoy, que la responsabilidad de ser padres es bastante compleja como para repetirla espontáneamente. ¡ No es fácil ser padre ¡

Me dedico a consentir a mi nieto, aunque sus padres se disgusten en algunos momentos.

Quererlo y recompensarlo sin establecer límites y ser modelo en la vida doméstica. Salvo circunstancias excepcionales, faltando los padres, son los abuelos los que tenemos que asumir ese “rol”. Jugamos con nuestros nietos, y jugando es una manera de adquirir destrezas, nos divertimos juntos y aprendo de ellos, de su creatividad, lucidez y suspicacia. Con los nietos la vida se hace más tolerante, porque su sonrisa y su inocencia cuando están pequeños me dicen que debo aprovechar ese momento al máximo porque el tiempo es corto. Vivo mi presente con mis nietos, no puedo darles más porque el futuro está en ellos. Quiero me recuerden con cariño porque los abuelos representamos un equipaje para hacer de esos seres humanos personas más estables emocionalmente. Le ofrezco a mi nieto la experiencia acumulada, por eso la blandura, la cordialidad y el respeto.

Mi nieto cuando está en mi hogar, no tiene por qué preocuparse.

El en mi hogar es totalmente libre. Tiene todo el permiso de mundo para expresar sus sentimientos, sin ataduras ni reglas disciplinarias. Eso no es “malcriar” en el sentido estricto de la palabra, sino que, sencillamente, es ofrecer un espacio en donde existe la libertad total y que puede establecer valoraciones. Eso es crecimiento. Ya bastantes normas tienen que cumplir. “Los nietos son la última oportunidad de reeditar nuestro afecto...”. “...Es la hora del cariño ocioso y la picardía no ejercida en los propios hijos...”.

Siendo abuelo acepté envejecer.

Mi nieto me anunció que ha pasado el tiempo. Reforcé mi satisfacción de estar jubilado ( jubilatio: alegría), quiero decir, Jubiloso. Y que mi nieto se de cuenta que existen personas que tienen todo el tiempo para ellos, cuidando la parcela de poder que me pertenece. Vivo con alegría el tiempo que me queda por vivir, compartiendo con él sus alegrías, que son gran parte de mis alegrías. Continúo cuidando el amor de mis hijos y dándoles las gracias por darme ese regalo tan hermoso. Gracias a ellos he aprendido a vivir como viven las personas mayores. Asumiendo con responsabilidad lo bueno y lo malo de los años. Los abuelos simplificamos nuestras vidas, no hay que “andar a las carreras”, no hay prisa, es el tiempo de vivir el momento a plenitud.

Felicidades a todos los abuelos y abuelas del mundo.


________________________________________________________
__________________________________
_______________________



EL TITIRITERO Y SU DOBLE
Mis Guiñoles

De mi época de actor de teatro...

Hace muchos años atrás, queda algo. Pertenecí al grupo de teatro del Liceo “Elías Sánchez Rubio” y al teatro “Galerías” de Maracaibo. Actividad que abandoné cuando asumí la responsabilidad del matrimonio, tenía que seguir estudiando y trabajando. No había tiempo para “las tablas”, de lo contrario, hubiese salido con ellas en la cabeza. De esa época me quedó el recuerdo, el gusto por el teatro y mis condiciones histriónicas.



Después de jubilado, a petición de los estudiantes de Comunicación Social...

participé en algunos video-clips, en videos como “Memorias del olvido” y “Nijinsky”, ganadores del premio Viart-94 (Caracas). Formé parte como talento en un cortometraje, proyecto del cineasta cortometrajista zuliano Isidro López titulado “Vía Regia”, exhibido en Bancomara y en la Cinemateca Nacional, en la ciudad de Caracas.




Nuevamente me incorporé fugazmente al trabajo actoral. Lo hago con mucho cariño y siempre espero la propuesta de quiénes vean en mí un elemento de su proyecto. Me dispongo inmediatamente a aportar un granito de arena para un sueño dentro de las artes visuales y dramáticas. Estoy anotado. Siempre dispuesto. Quiero ser un actor de esas historias sencillas que se viven en las artes visuales. Esa magia encerrada que existe en la vida cotidiana.






Para divertir a mi nieto y divertirme yo...

por supuesto, tengo cuatro guiñoles y con ellos hago ventriloquía. Voz y movimientos en cuerpo de muñecos. Es una forma de jugar con mi imaginación, y es a través de ellos, cuando puedo sacar mis fantasmas.




Es una forma de jugar al teatro. Como dice Roberto Vegas “ la actividad lúdica es una actitud vivencial de libertad, y es esa libertad la que determina su valor creativo. El juego simbólico sirve para liquidar los conflictos”.



Mis cuatro títeres o guiñoles tienen su personalidad, su historia y su respectiva voz.

Dos niños – Pepe y Toto- que están comprometidos con sus iguales. Alegres, coloridos, divertidos y contadores de cuentos;




El abuelo, un viejo setentón, soñador, locuaz y maracucho, que normalmente entabla conversaciones con su titiritero en donde demuestra sus vastos conocimientos producto de su experiencia en la vida.




Por último, la única mujer del grupo. En este caso se trata de “Remota”. Su nombre viene del personaje galleguiano de Sobre la misma Tierra, pero con una historia contraria. Remota, la galleguiana es una joven wayuu, hija de Cantaralia Barroso y de Demetrio Montiel de los montieles. Demetrio consiguió a su hija en la Goajira, cuando ella era una mujer, se la trajo a Maracaibo para que viviera con su hermana Selmira Montiel, casada con Don Alejandro Weimar. Este matrimonio adoptó a Remota y ésta cambió de nombre por el de Ludmila Weimar.



Remota, la de Antonio Romero...

Sencillamente “Remota”, vino del Norte. Nació en el Norte, en las estepas gringas, entre abetos y nieve virginal. Allá su nombre era Tottine Coopper, o sea, Miss Coopper, de ojos claros, mejillas encendidas y labios purpurinos. Vino a refugiarse en el cielo tropical de Maracaibo. Adoptada. Admiradora de la etnia Wayuu, hoy viste de manta y mochila, coqueta y conversadora, su voz atiplada tiene el ritmo de sus expresiones.

Mis títeres tienen su historia...

Mis manos son sus cuerpos, sus voces salen de mí y yo les doy vida. Es algo mágico que revela mis aspectos ocultos, me hacen hablar a través de sus discursos y de su gracia. Todos viven en mí y yo les imprimo el sello de mi tierra natal, y sobre todo les imprimo mi corazón, mi alma y mi alegría por vivir.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada